Buenos Aires, la ciudad con más estadios del mundo

 

En Argentina se respira fútbol, se lo vive constante y apasionadamente. El fanatismo por este deporte se remonta a fines siglo XIX y especialmente principios del XX, cuando miles de inmigrantes y obreros crearon muchos de los clubes que hoy perduran, para poder participar en las flamantes ligas que en aquel momento hegemonizaba la élite porteña. Pero les faltaba un lugar, un espacio para jugar y adoptar como segunda casa. Así fue como rápidamente, a la par de las instituciones, nacieron muchos estadios.

Actualmente, entre las divisiones A, B Nacional, B Metropolitana, C y D, Capital Federal cuenta con 18 equipos que participan en una de estas categorías y tienen la cancha en alguno de sus barrios. Además, hay otros nueve clubes que se iniciaron futbolísticamente en Buenos Aires pero que hoy tienen su casa en el Conurbano. Esto, sin contar los casos de Yupanqui, Sportivo Barracas y Deportivo Paraguayo, que también nacieron en Buenos Aires pero actualmente no tienen reducto.

Un caso parecido al de Buenos Aires es el de Londres, la capital británica tiene, junto al Wembley (pertenece al Estado), 14 equipos con su estadio en dicha ciudad.Que la gran mayoría de los estadios de Argentina estén en Capital Federal y el Gran Buenos Aires no es casualidad, responde a la lógica de formación mencionada anteriormente. Casi la totalidad de los inmigrantes europeos se instalaron en Buenos Aires y alrededores, trabajando mayoritariamente como obreros industriales. Fueron estos y en algunos casos sus hijos quienes fundaron buena parte de los clubes que hasta hoy existen, y muchos de los más “grandes” en cuanto a instalaciones, masa societaria y trayectoria.

No es casualidad, tampoco, que tres de los estadios más importantes del interior no sean de ningún club, y hayan sido creados sólo por el Mundial ´78: los de Mendoza, Córdoba y Mar del Plata. Es cierto que en los primeros torneos de fútbol hubo manejos discrecionales que tendieron a beneficiar a los clubes de Capital, pero no es culpa de ningún gobierno que el fútbol de hoy sea poco federal. Dicho esto, vale repasar los datos más importantes de estos templos porteños, que albergan diariamente ese deporte que tanto apasiona a los argentinos.

 

Estadio Antonio V. Liberti – River Plate (Primera A)
Estadio José Amalfitani – Vélez Sarsfield (Primera A)
Estadio Alberto J. Armando – Boca Juniors (Primera A)
Estadio Tomás A. Ducó – Huracán (B Nacional)
Estadio Pedro J. Bidegain – San Lorenzo de Almagro (Primera A)
Estadio Nueva España – Social Español (B Metropolitana)
Estadio República de Mataderos – Nueva Chicago (B Nacional)
Estadio Diego A. Maradona – Argentinos Juniors (B Nacional)
Estadio Arquitecto Ricardo Etcheverri – Ferrocarril Oeste (B Nacional)
Estadio León Kolbowski – Atlanta (B Metropolitana)
Estadio Islas Malvinas – All Boys (B Nacional)
Estadio Juan Pasquale – Defensores de Belgrano (Primera C)
Estadio de Excursionistas (Primera C)
Estadio “Beto” Larrosa – Sacachispas (Primera C)
Estadio Claudio Tapia – Barracas Central (Primera D)
Estadio Alfredo Ramos – Comunicaciones (B Metropolitana)
Estadio Enrique Sexto – Lamadrid (Primera C)
Estadio Guillermo Laza – Deportivo Riestra (Primera C)